Gamification y Educación: Cuando aprender es divertido

Gamification (o ludificación) se trata de aplicar mecánicas, técnicas y dinámicas propias de los juegos, en un contexto diferente para potenciarlo. Ahora bien, para entender cómo esta acción de incluir elementos lúdicos en una actividad no lúdica puede ser tan productivo, es necesario entender primero la relación del hombre con el juego.

Johan Huizinga, en su libro Homo Ludens (1938), nos destaca tres aspectos principales en la relación del ser humano con el juego.

  • El juego es una actividad que hacemos por naturaleza, libres. Y nadie nos obliga a hacerlo.
  • Nos sirve para crear experiencias que aunque sean fantasías nos ayudan a tener conciencia sobre nuestro entorno.
  • Jugar nos acerca a la competencia y ésta a la creación del deporte. Por lo que el juego es, en sí, un deporte.

De estos tres puntos podemos inferir que presentar una actividad de manera lúdica nos va a permitir:

  • Contar con una mayor receptividad por parte del público al cual apuntamos.
  • Que este mismo público extraiga de sus experiencia valores y conocimientos aplicables a su quehacer cotidiano.
  • Hacer sinergia con el espíritu de competencia inherente en el ser humano.

 

PURA QUÍMICA

Una vez analizado el carácter del juego desde una mirada antropológica, vamos a ver un poco lo que pasa a nivel biológico.

Cuando jugamos, nuestro cuerpo produce una molécula llamada dopamina. Se trata de un mensajero químico, que envía señales al sistema nervioso central, las cuales están relacionadas con las sensaciones placenteras. En un principio se asoció esto solo al placer consumado, pero recientes estudios la asocian más al deseo anticipatorio y a la motivación.

Entre las principales características relacionadas con la dopamina podemos citar:

  • Cuando la dopamina es liberada se siente placer, bienestar y relajación.
  • La dopamina ayuda a recordar la información, ya que los aprendizajes con un componente emocional son más perdurables.
  • Actúa como motivador, ya que la sensación de bienestar no se libera solo al fin del proceso, sino que está presente en todo el proceso de juego.
  • La curiosidad también activa el sistema de recompensas del cerebro, que libera dopamina y es fundamental como motivación del aprendizaje.
  • Favorece la concentración y la creatividad.

 

APRENDER JUGANDO.

Si preguntamos a docentes de diferentes áreas sobre los desafíos de educar a las nuevas generaciones, la falta de concentración y motivación están siempre presentes como problemáticas que tienen que enfrentar a diario.

Otra visión que enfoca la misma problemática desde otro ángulo nos dice que en realidad los millennials tienen pasión por aprender, pero solo si les interesa el contenido.

Visto de una forma o de otra, es claro que nuevos tiempos requieren nuevos enfoques y nuevas herramientas y es aquí donde educación y gamification pueden recorrer un exitoso camino en común.

Ya hemos visto que la actividad lúdica es parte de la naturaleza humana. Vimos también que el juego dispara reacciones químicas en nuestro cerebro que favorecen precisamente la creatividad, la concentración y la motivación.

Lo que hay que tener en cuenta es que gamification aplicada a educación no se trata solo de reemplazar un apunte o un libro por un juego. Todo el proceso debe desarrollarse como tal, y para eso se puede echar mano a diversos recursos:

  • Sistemas de puntos.
  • Logros o medallas virtuales a medida que se avanza.
  • Misiones que hay que superar.
  • Barras de progreso que permitan ver el nivel actual y lo que falta para la siguiente etapa.
  • Ranking para generar una sana competencia y fomentar el deseo de autosuperación.

Si bien hay diversas aplicaciones y plataformas que puede ayudar en esta tarea y que veremos en futuras ediciones, el proceso de gamification va más allá de los soportes o medios elegidos. Es, en realidad, un replanteo de la forma de enseñar. La recompensa promete ser grande, es solo cuestión de aceptar el desafío.

Acerca de Javier Perez

Soy creativo digital, director de arte para videojuegos y docente universitario en las carreras de Diseño Multimedia y Desarrollo de Videojuegos en la Universidad de Palermo y en la UADE (Universidad Argentina de la Empresa). Speaker y conferencista en distintos eventos. Capacitador invitado en "Programá Tu Futuro" (iniciativa del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires). Además de fundar la empresa, me desempeño como ilustrador, desarrollador de videojuegos en Construct3 y animador 2D.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *